sábado, 21 de julio de 2007

Boca - Bayern :Un mal recuerdo de 2001



La historia se repetía en el comienzo,Boca Juniors por segunda ves en la etapa de Carlos Bianchi se aprestaba a disputar un encuentro para dirimir que equipo seria el nuevo campeón del mundo entre el campeón de La Libertadores y el campeón europeo que salia de la C.League en este caso seria el poderoso equipo alemán del Bayern Munich.

Aquel día el Equipo encabezado por Juan Román Riquelme se encontraría en un partido muy complicado ya que en buena parte del mismo se tuvo que enfrentar con una desventaja numérica, ocasionada por una absurda simulación del Chelo Delgado luego de haber sigo amonestado por tirar lejos la pelota en primera instancia, de aquel si no me falla la memoria primer tiempo según recuerdo en una actitud inmadura de su parte se que esto lo acondiciono por el resto del encuentro, desembocando en la ya mencionada expulsión por simulación la cual se refleja perfectamente con la frase se tiro a la pileta, pero esta ves estaba vacía.
De esa forma, Boca empezaba a inclinarse por la victoria desde los 12 pasos, esos que son una moneda al aire pero que tantas alegrías le había dado en tantas otras oportunidades, a través de esas definiciones que a uno lo dejan con el corazón latiendo a dos mil por hora al borde del infarto frente a un televisor ,esos que son capaces de enmudecer por unos segundos a una hinchada o país entero esos que son capaces de transformar la tristeza en alegría o la alegría en tristeza transformándola en llanto en pocos segundos.

Boca, con un Riquelme muy marcado y teniendo un jugador menos sin lugar a dudas apostaba a la figura de Oscar Córdoba en los penales, lo cual analizando su situación en la final no era una mala idea puesto que teníamos buenos jugadores que sabían de este tipo de situación y un arquero confiable que se destacaba justamente por desenvolverse bien en estas instancias o definiciones desde los 12 pasos, en finales justamente.

Pero finalmente, cuando se jugaban minutos correspondientes a la segunda parte del tiempo de alegue o tiempo suplementario como les guste llegaría la caída del arco de Córdoba luego de varios reboten y despejes en el área, sin embargo algunos hinchas memoriosos recordaran aquella pelota que se estrello contra el travesaño ya en el ocaso del tiempo de alargue. En mi caso pienso que si entraba cambiaba la historia del partido y se habría inclinado la balanza casi sin dudarlo para los nuestros, lo que es el destino... pero ya no hay vuelta atrás, por suerte el fútbol siempre da revancha, eso espero como tantos otros en la Argentina y el mundo entero. Esa es una de las cosas maravillosas del fútbol que en algún momento te da siempre revancha o casi siempre segundas chances u oportunidades, tanto desde la visión del hincha, como en la de profesional de fútbol en el caso de Riquelme esperemos.

Esa noche de Tokio y mañana Argentina vi a un Riquelme destrozado por la derrota y desbordado por el llanto con un José Basualdo tratando de consolarlo sin éxito por lo ocurrido tras la derrota sufrida hace unos pocos instantes y después de mucho tiempo al ver en una pagina web la foto de Romy con la medalla de segundo lugar comparada con una de Maradona del Mundial 90, vi un parecido que antes no notaba, esa es mi opinión personal muchos me dicen no nada que ver si la observan, es la forma de ver la foto pero una cosa es segura en ese momento los dos tenían un sentimiento similar de impotencia y tristeza, esa es mi manera de ver e interpretar el momento vivido a través de mi humilde lugar de hincha fanático.

2 Topos Gigios:

Webmaster dijo...

Recuerdo ese partido. Como le pegaron a Román...
Como lloraba...
Pero ningún jugador del Bayern podía superar al que ya era el mejor del mundo en el año ese...
Francisco

ferchu de tandil dijo...

nunca me voy a olvidar de esa maldita mañana...nunca habia llorado tanto...falte al colegio para ver el partido y termine sola en casa llorando desconsoladamente..pero no por perder....sino po verlo a roman destrozado,sentado en el pasto...sin consuelo...hubiese dado todo por estar ahi abrazandolo...me partio el alma....fue muy feo..pobrecito!